internet marketing Enogourmet, Vinos y Gastronomía.: 2017

Enogourmet... "Gastronomía, Vinos y Gourmet." Headline Animator

Rotative Banner Header

domingo, 5 de noviembre de 2017

Restaurante Café Le Bellini, Bordeaux (Francia)


Restaurante / Café Le Bellini, Bordeaux (Francia)
Situado en el número 15 de les Allée de Tourny, en el que pude cenar el Lunes 19 de Junio 2017, aprovechando mi paso por esta ciudad de Francia, para asistir a Vinexpo 2017.  Descubrimos por casualidad este lugar después de pasear por las Epicuriales, que consiste en numerosas terrazas y propuestas gastro-lúdicas que durante esta fechas se instalan de manera temporal, en el centro de esta alameda, las epicuriales son ideal para tomar un buen aperitivo o incluso cenar, pero debido a la importante multitud de gente que aquí se dio cita a esta última hora de la tarde, preferimos cruzar la calle para intentar cenar un poco mas tranquilamente. Encontramos esta lugar con encanto en el que por desgracia, este día el aire acondicionado del local no funcionaba, y acusando las altas temperaturas que se dieron durante estos días en la región, no nos quedó mas remedio que cenar en su terraza, y de tal modo nos tuvimos que contentar con disfrutar desde el exterior, de las visitas de su precioso comedor.


Antes de cenar, nos pedimos tomar el tradicional aperitivo, y para la ocasión opté por una copa de Lillet, que consiste en un licor elaborado a base de vino y aromas muy similar al vermut. Al paso de los minutos fuimos ojeando con atención la carta, para decidir lo que seguidamente pedimos .


El plato principal y a la vez único por el que opté, fue un sabroso Entrecôte de ternera con cebolla caramelizada y una salsa parecida a una reducción de Pedro Ximenez, pero elaborada a partir de otro vino similar Francés, del cual lamentablemente no recuerdo su nombre. Su textura resultó muy tierna, fina y delicada, carne muy sabrosa, ayudada plenamente por los condimentos empleados. Un plato acompañado por las omnipresentes patatas fritas, tan socorridas por todo Europa para de manera automática, acompañar cualquier tipo de carne.


 

El vino para la ocasión fue un Tinto añada 2013 con nombre comercial Sarget, elaborado por Gruaud Larose bajo el sello de calidad de la AOC Saint Julien, denominación de origen de la región vinícola de Burdeos. Se trata de tintos provenientes de la comuna francesa de Saint-Julien-Beychevelle con exclusión de las parcelas del territorio situadas sobre aluviones modernos y arenas, sobre subsuelos impermeables, así como una serie de territorios concretos que forman parte en virtud de tradiciones antiguas de dominios situados en la zona y pertenecientes a los municipios de Cussac y Saint-Laurent. Elaborado utilizando 61% Cabernet Sauvignon, 29% Merlot, 7% Cabernet Franc y 3% Petit Verdot y con un paso por barrica de roble francés de cada uno de sus varietales de manera individual, durante máximo 24 meses, para seguidamente ensamblar el conjunto correspondiente. Un muy buen vino, de capa alta, potente e intenso en aromas, paso carnoso, estructurado y largo, buena complejidad y poco concentrado, con esa singular característica de ser muy fácil de beber, sensación generalmente tan percibida en la mayoría de los vinos franceses.


Para finalizar esta buena cena en la que el vino fue el principal protagonista, decidí darme el capricho de saborear una modesta tabla representativa de quesos de la región elaborados en su mayoría a partir de leche de oveja y de cabra, como Bleu du Quercy y Rocamadour o también de otras regiones francesas como lo son el Cantal y el Saint Nectaire. Bocados deliciosos para acompañarlos de pequeños sorbos de vino. Un perfecto disfrute para los sentidos.
Este lugar no lo puedo considerar como un restaurante al uso, ya que mejor catalogarlo como una cafetería que ofrece la posibilidad de comer bien, no pretendamos encontrar una extensa carta con multitud de propuestas, ya que no las tiene, pero lo poco que ofrece en conjunto está muy bien, tanto en comida como en bebida, por lo que si no se viene con demasiadas pretensiones, lo más probable es que se salga del Restaurante / Café Le Bellini, bastante satisfecho.

martes, 17 de octubre de 2017

Bodegas Subterráneas de Utiel (Valencia)


Bodegas Subterráneas de la Puerta Nueva en Utiel, Valencia.
Situadas en la calle de la puerta nueva, en las inmediaciones de la oficina de turismo de Utiel, el Jueves 12 de Octubre 2017, a escasas semanas de su inauguración, decidimos descubrir un nuevo tesoro que se abre a nuestro pies. La historia de estas bodegas viene muy de lejos, el historiador utielano Miguel Ballesteros habla de los subterráneos medievales que ponían en comunicación los fuertes de la muralla con la fortaleza principal existiendo otros túneles abiertos para extracción de tierra, materia prima empleada en la construcción de las viviendas utielanas hasta mediados del siglo XX. En estos espacios se instalaron las bodegas en las que se elaboró el vino al modo tradicional, existiendo un documento, fechado en 1387, en el que ya se cita a las bodegas subterráneas de Utiel.


De la mano de Jose Rafael Ponce, fuimos aprendiendo con todo detalle los métodos de elaboración tan rudimentarios como admirables, que nuestros antepasados Utielanos, llevaron a cabo en estas antiguas bodegas, hasta que por motivos técnicos propios de las limitaciones productivas de este entramado, a primeros del siglo XX, motivado también por la llegada del ferrocarril, se decidió trasladar a la Bodegas Redonda de Utiel y sus proximidades, todo lo propio de esta elaboración de vino tan artesanal como peculiar. A falta de todavía terminar de restaurar, para poder abrir al público, la zona correspondiente a la fuera el punto de recepción de la uva, en la cual según nos comentó Jose, se conservan perfectamente el trullo, el canillero y la trulleta, nos podemos rápidamente hacer a la idea, a partir de ese preciso lugar de la obra de ingeniería que supuso a nuestros antepasados, concebir y llevar a cabo esta obra. Es una autentica maravilla, poder contemplar todo el circuito creado a modo de acequia, por el cual el vino iba circulando para ir gradualmente llenando una a una, todas las tinajas aquí presentes.

 


Una de las primeras cosas que sorprenden de la visita, es la magnitud y el potencial que todavía queda por desarrollar, ya que según explicado por nuestro muy ilustrado guía, estamos ante la unión de únicamente 4 o 5 bodegas, de las casi 400 que se podrían contar en todo en el casco antiguo, pero las cuales en su mayoría al pertenecer a domicilios privados, se comprende la dificultad de este ambicioso proyecto llevado a cabo por la concejalía de turismo y por el equipo actual de gobierno del ayuntamiento de Utiel, junto al apoyo de otras asociaciones culturales locales, por permitir a corto plazo ir ampliando de manera progresiva, este recorrido por las entrañas de Utiel que me ha resultado tan sorprendente y didáctico como impresionante.
A lo largo del tiempo en que estuvieron en uso estas bodegas, fechadas desde principios del siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XX, fueron reparadas a causa del deterioro sufrido, realizando en alguna ellas importantes remodelaciones, cambiando también algunos accesos. Destaca el hallazgo de un arco de ladrillo levantado a principios del siglo XVIII por donde saldrían cubas de vino, cegado en parte a mediados del siglo XVIII, momento en que se rehabilita la bodega introduciendo grandes tinajas para la conservación del vino. Destaca en este conjunto las grandes tinajas fabricadas tanto en Villarrobledo como en las antiguas ollerías de Utiel, industria local que abasteció a la comarca y con mayor extensión, a toda España. Muchas de estas tinajas “utielanas” aparecen firmadas por sus artífices, apuntando también el año de su ejecución.


Después de conocer mejor el método empleado para la fabricación de las citadas tinajas, a su empleadas para el almacenamiento del vino que aquí mismo se elaboraba, pudimos aprender a diferenciar a rasgos generales aquellas fabricadas por los maestros alfareros de Utiel, pero también compararlas con otras traídas desde la localidad manchega de Villarrobledo.


La última sala que se visita, llama mucho la atención por su bóveda de 7 arcos, dicho número se interpreta como la representación divina en la tierra, asociado a los 7 días de la semana, los 7 colores del arco-iris y con otros símbolos asociados a la creación y referencias bíblicas varias.
digno del pensamiento, la espiritualidad, la conciencia,  la sabiduría, el número del intelecto y el del idealismo, una sala situada en la parte mas inferior del recorrido, a través de la cual se contempla la sala principal, coronada por un sol simbólico dibujado en la parte central de la bóveda.


Destacar de esta obra, la enorme dificultad de construir tal entramado, teniendo en cuenta los medios de los que se disponían por entonces. También añadir como conclusión, que desde la concejalía de turismo de Utiel, nos confirman que ya se está trabajando en la restauración de otras bodegas, algunas de las cuales ya están muy avanzadas y pronto abrirán sus puertas, junto a otras cuevas que en el pasado fueron también empleadas para el transporte de este vino, a través de largas galerías subterráneas, habilitadas para poder pasar carros y caballería, ya que como bien sabemos, en Utiel "Viña de España", existen numerosas leyendas sobre estos túneles, galerías y pasadizos, que seguramente gracias a esta iniciativa, poco a poco irán saliendo a la luz. Los abuelos cuentan cosas difíciles de creer, pero una vez situados en estos subsuelos, todo es más fácil de entender, y con gran facilidad, el visitante se dejará llevar por una sensación muy difícil de explicar.


Este vídeo corresponde a la citada inauguración, llevada a cabo el 11 de Septiembre de 2017.
Todo aquel que tenga interés por conocer mejor lo aquí citado, nuestra recomendación es la de contactar directamente con la oficina de turismo, pero nuestra sugerencia es la de completar esta visita, con seguidamente conocer la Bodega redonda, situada justo en frente de la estación del tren y por finalizar, recorrer Bodegas Utielanas (popularmente conocida como la Cooperativa de Utiel), para de este modo poder plenamente conocer la evolución en diversas etapas, de la elaboración del vino en esta localidad, aprendiendo de una manera muy acertada la historia y desarrollo vitivinicultora, tanto en técnica como en industrialización y maquinaria.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Restaurante Las Musas, en Campo de Criptana (Ciudad Real)


Restaurante Las Musas, en Campo de Criptana (Ciudad Real)
Fantástico lugar situado en la calle Barbero 3 (Sierra de los Molinos), en la parte más alta de esta pintoresca localidad manchega, emblemático enclave rodeado de molinos de viento, en el que tuve la suerte de disfrutar el Miércoles 20 de Septiembre 2017 de una estupenda comida, en este enclave turístico, de ambiente genuino y quijotesco.


“En esto descubrieron 30 o 40 molinos de viento que hay en aquel Campo…” El de Criptana. Cervantes iniciaba así el capitulo octavo del Quijote, quien los confundía con gigantes contra los que luchar. Inmortalizado en la literatura, este espléndido conjunto del patrimonio industrial y Bien de Interés Cultural despliega sobre la meseta la potencia de su imagen, que nos hace a todos confundirlos también con esa imagen literaria.



Son molinos del tipo “torre”, construidos en mampostería y blanqueados con cal. Tienen una planta circular horadada de ventanucos, guía para la orientación del viento, que indicaba hacia dónde girar la cubierta cónica para que sus aspas aprovecharan el viento a conveniencia. Tienen tres plantas: la superior con las piedras de moler y las inferiores de almacén y embalaje.
Los Molinos despliegan sus aspas y proyectan una red de sombra sobre nuestra visita en la amplia solana manchega. Los antiguos, Sardinero, Burleta e Infanto; soberanos del tiempo y los relatos, permanecen en pie desde el siglo XVI, conservando su mecanismo original.


Y rodeando de estos imponentes gigantes, de gran belleza arquitectónica se encuentras el restaurante Las Musas, compuesto de dos salones en distintos niveles. El superior, desde el que se ve una perspectiva de todo el pueblo gracias a sus grandes ventanales, y otro en la planta baja, un poco más informal, que cuenta, además, con chimenea y un escenario.


Otro espacio lo constituye un amplio y soleado patio con mesas para comer o tapear, y una barra para tomar copas las noches de verano. Desde este patio se accede a las cuevas, llamadas de La Marcela, con un ambiente ideal para tapear, tomar copas e incluso bailar, con los músicos, más o menos espontáneos, que a veces se arrancan, tocando hasta la madrugada.


La cocina de Las Musas está basada en la muy interesante gastronomía manchega. Se ha logrado el difícil equilibrio entre tradición y modernidad, con un respeto total para con la materia prima. Una cocina rica y brillante. A todo esto hay que añadir un servicio impecable, de gente muy profesional.


Ojeando la carta y para hacer menos larga la espera de tomar una decisión sobre lo que íbamos a tomar, fuimos sorprendidos por un aperitivo regalo de la casa,  creo recordar que la camarera presentó el plato con un nombre tal que Chorizo con rizo o de nombre algo similar, un plato frío, de textura crujiente y una presencia picante propia del chorizo. muy equilibrada. Un bocado exquisito para ir abriendo boca.


Como nunca puede faltar uno de los más reconocidos manjares de nuestra rica gastronomía española, uno de los entrantes que se pidieron al centro fue un copioso plato de jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo, procedente del prestigioso productor Ibéricos Maldonado, acompañado de pan rústico o también conocido como pan de picos, acompañado con tomate y aceite. Debo reconocer que cada vez me cuesta más encontrar a alguien, que no sepa apreciar tal manjar.



El siguiente entrante, también para compartir, fue un muy bien elaborado salteado de setas variadas silvestres con foie y aderezado con arrope. Un conjunto de múltiples sabores, intensidad y complejidad se dieron la mano para hacernos coincidir a todos, de que este plato estaba delicioso.


El plato principal por el que esta vez me decanté, cual me fue recomendado expresamente por la camarera que nos sirvió, fue una paletilla de cordero lechal al estilo arriero. Debo reconocer que no me arrepentí para nada el no haberme pedido las ya tradicionales chuletillas de cordero lechal que tanto me gustan, como bien sabéis todos los que me leen con regularidad, esas chuletillas son mi gran debilidad, pero por este vez, me dejé llevar por los muy acertados consejos de quien atendió nuestra mesa, con maestría y gran profesionalidad.


El postre con el que puse el broche, fue esta muy interesante piña en osmosis con mouse de chocolate presentada a baja temperatura casi a modo de semifrío, con una bola de helado de coco y todo ello montado con clara de huevo horneada. Un postre sutilmente decorado con una sorprendentes crujientes bolitas de chocolate, emulando perlas de oro y rellenas de peta zeta.

Por citar el vino principal que tomamos, este fue un monovarietal Cabernet Sauvignon de añada 2015, con el nombre comercial de Monte Don Lucio, elaborado con el sello de calidad de la D.O. La Mancha, elaborado por Bodegas Finca La Blanca  en la Puebla de Almoradiel y distribuido en exclusiva por Bodegas Capel.

Al tener que conducir, no pude desgraciadamente disfrutar plenamente, de todo el vino que el cuerpo y la comida me pidieron, pero con resignación pude únicamente saborear escasos sorbos para percibir el carácter de este vino y maridarlo ciertamente, con los deliciosos platos presentados.

Obviando este insignificante detalle sobre la cantidad de vino que pude o no tomar durante la comida, aprovecho para decir que no quiero quitarle protagonismo de ningún modo, a todo el disfrute que pude llevar a cabo a lo largo de casi mas de hora y media, que estuvimos sentados a la mesa, tanto por el marco como por el contenido de lo experimentado.
A saber que me he prometido a mi mismo, volver muy pronto a comer en este lugar, ya que tengo mucho interés por descubrir otros platos tan apetecibles a los que ya disfruté y que pude leer en su carta, tengo ganas de volver a ver tan de cerca estos magníficos molinos, y a su vez volver a contemplar las infinitas vistas, que se pueden apreciar desde lo alto de esta reconocible colina y sentirme como cual Quijote, fascinado por estos gigantes que tantas batallas libraron al hidalgo caballero de la triste figura. Por todo esto y por mucho mas, quiero recomendaros que gran sinceridad, pasar a conocer sin prisas, todos los secretos que esconde la comarca de Campo de Criptana,ofreciendo en conjunto un precioso rincón de Castilla la Mancha.

jueves, 3 de agosto de 2017

Restaurante el Cuchifrito Ibérico, en Toledo (España)


Restaurante el Cuchifrito Ibérico, en Toledo (España)
De los tres diferentes restaurantes que a día de hoy poseen en Toledo, el Lunes 24 de Julio 2017 disfrute de manera casual, de una muy interesante comida en su local situado en el número 7 de la calle París. Cuando no se conocen los lugares y cuando durante un lunes del mes de julio, casi todos los restaurantes suelen cerrar por descanso del personal, a los pocos minutos de salir del hotel y emprender nuestro camino de regreso a casa, nos llamó fuertemente la atención la fachada de este lugar. Llevábamos varios días visitando esta ciudad y numerosas veces se comentó la posibilitad de comer cochinillo, ya que habíamos escuchado a través de conocidos, que este plato tan típico de la gastronomía Segoviana, también lo elaboraban muy bien en Toledo, aunque con menos fama y menos tirón mediático. Por lo que al pasar por su puerta, con ese aspecto, esas fotos y ese nombre, pocas dudas nos quedaron por resolver, si no únicamente la de saborear y opinar sobre tan cotizado plato.


Nada más pasar la puerta ya nos dimos cuenta de que este lugar iba a colmar nuestras expectativas. Buena barra de pinchos, gran surtido de vinos, local agradable, buen servicio, productos frescos y muy bien presentados... en definitiva, un pequeño paraíso para todo aquel gourmet que se preste.
Rápidamente fuimos atendidos, y como ya podréis imaginar, no teníamos mesa reservada, pero la ventaja de ir dos es que siempre se nos encuentra algún sitio, pero pese a ser lunes nuestra sorpresa fue la de ver como su comedor su fue llenando hasta completar totalmente su aforo, por lo que entiendo nuestra suerte de haber finalmente podido encontrar mesa.


No tuvimos desde el principio muy claro si para comer tal ansiado cochinillo, íbamos a tener que tirar de carta o bien como finalmente vimos, se nos ofreció el menú del día que para nuestro asombro, mostró una relación calidad /precio inmejorable, exceptuando el detalle del postre el cual no se incluía, y tampoco tome vino, ya que como me esperaba un largo viaje de vuelta a casa, tomar una botella de agua no me supuso un enorme problema. El entrante que pedí fueron una deliciosas Alcachofas rellenas de beicon y setas, presentadas sobre una salsa de tomate. Textura exterior crujiente, su relleno se mostró muy sabroso e intenso. Un conjunto muy bien elaborado, copioso e ideal para apaciguar el hambre, ya que no esperábamos que el plato siguiente fuese muy grande, teniendo en cuenta que por el precio del menú (solamente 15€) y por experiencias anteriores en otros restaurantes en los que ya hemos comido Cochinillo, nunca se han prestado a llenar el plato en exceso.


Pero como podemos comprobar en la foto, nuestra agradable sorpresa fue presenciar en plato tal notable ración de Cochinillo asado al estilo tradicional o a la antigua como se indica en el menú. Exterior muy crujiente que nos maravilló gracias a su combinación con su interior meloso, jugoso, fino y delicado. Muy buen plato, tal y como deseábamos que fuese antes de que nos sentásemos a la mesa. Sin duda, nos dimos cuenta con el paso de los minutos, que este restaurante se llenase un lunes al medio día, no podía ser únicamente fruto ni de la azar, ni de la casualidad. Ya que cuando alguien ofrece bueno, bonito y barato, lo normal es que triunfe.


Agradecemos el trato recibido, su gran profesionalidad, citar que todos los platos eran servidos y explicados por cada camarero. Apunto este lugar como una parada imprescindible, situado tal vez algo lejos de la zona turística, pero que sin ninguna duda merece la pena de desviarse un poco para disfrutar de su cocina.

jueves, 13 de julio de 2017

Restaurante Le Bistrot d´Antan, en Bruges Bordeaux (Francia)


Restaurante Le Bistrot d´Antan, en Bruges Bordeaux (Francia)
Situado en la avenida du Verdum en CP 33520 de la localidad de Bruges, a escasos km de la ciudad de Burdeos cerca de "Le Lac", zona recreativa muy conocida por su playa. Se encuentra este discreto restaurante en el que pude cenar el Martes 20 de Junio 2017, aprovechando mi estancia en la región para atender la feria Vinexpo 2017.


Nada mas entrar, tomar asiento y ojear la carta, se puede apreciar que nos encontramos en un lugar intimo, limpio, bien decorado y con una sala no demasiado grande pero bien distribuida. El servicio no es demasiado profesional, pero es cercano y muy agradable. Entendí al paso de la cena que este restaurante es llevado entre Thierry Mottard quien está en cocina y aplica con mucho arte sus conocimientos adquiridos durante una larga formación en el sur-oeste de Francia, y su esposa Karin quien atiende las mesas con esmero, aunque todo sea dicho con un "tacto"  y "una mano izquierda" hacia los clientes, bastante mejorable.


Esperando el primer entrante, fuimos sorprendidos por un aperitivo muy exótico, nos fue servido en vaso de gazpacho de melón cantaloup a la miel, con tiras de jamón a la plancha. Un dulce y delicioso bocado para ir abriendo el apetito y para ir dándole los primeros sorbos al vino que pedimos para esta ocasión. Un vino Tinto Cru Bourgeois 2012 con crianza durante 12 meses en barrica de roble francés, elaborado a partir de uvas Merlot 55 %, Cabernet Sauvignon 30% y Petit Verdot 15% procedentes de aproximadamente 18 Ha de viñedos propios . Un vino elaborado por Chateau Reverdi bajo el sello de calidad de la AOC Listrac Medoc. En copa se mostró de capa alta con ribete ligeramente evolucionado. En nariz se mostró muy fresco pese a tener un notable paso por barrica. Predominio de notas de frutas negras no demasiado maduras, notas especiadas y una intensidad correcta pero sin mostrar un imponente carácter... es más, lo definiría como muy discreto en nariz. En boca, su paso es ligero, con acidez muy apreciable, paso por boca corto y de persistencia media. En retronasal se mostró con algo mas de presencia pero en conjunto, este vino no será recordado ni por su complejidad, ni por su personalidad, ya que no cumplió con las expectativas creadas.


Seguidamente llegó el turno de saborear el primer plato pedido, Manitas de cerdo asadas, acompañadas de un manojo de lechuga y una muy buena salsa vinagreta que le dio una gran frescura y acidez al plato. Hacía tiempo que no encontraba este plato en un restaurante. Me llamó bastante la atención además que su presentación fue de una pieza tal y como se muestra en la fotografía, ya que me resultaba mas familiar en el recuerdo, encontrarme en el plato ciertos trozos mas pequeños.


El plato principal, "Quasi de Veau" o traducido en Espagnol, consiste en una de las piezas de ternera mas tiernas que se pueden encontrar, parte situada entre el músculo del glúteo, el muslo y la región lumbar, región próxima a la cola. La cobertura de grasa intersticial intercalada, le da esa cualidad especial que no se encuentra en otras partes de la pantorrilla, ofreciendo pocos residuos y mostrándose especialmente  en hermosas rodajas gruesas y sonrosadas. Deliciosamente acompañado por un delicado y fino Risoto al queso Parmesano, Tirabeques y un salteado de setas Shimeji entre otros elementos utilizados para llevar a cabo esta muy completa guarnición.


Finalmente, el broche final se puso con el postre, una bola de helado casero de té bergamota con un importante matiz cítrico, presentado sobre una cama de galleta crujiente emulando una tarta de limón, y acompañado de unas simbólicas rosquilletas de clara de huevo horneada. Un conjunto delicioso, refrescante e incluso aunque no lo parezca, ligero y muy fácil de comer... en pocas palabras, sencillamente delicioso.


Pese a no estar situado en una localidad considerada como zona turística, ni estar en un pueblo muy concurrido, este sitio ofrece propuestas muy interesantes que merecen la pena descubrir. Es cierto que venir a parar a Bruges nos es fácil, ya que quien viene a Burdeos, salvo que se de una vuelta por la zona norte a ver su lago, suele directamente dejarse llevar por las infinitas propuestas que se tienen en una ciudad. Pero no es malo saber que existe este lugar a escasos kms del centro de Bordeaux, y que se puede comer cosas muy interesantes, elaboradas con maestría por un equipo de cocina  con muy buen gusto y con muchas ganas de hacer cosas diferentes.

jueves, 6 de julio de 2017

Restaurante La Ferme de Bruges, Bordeaux (Francia)


Restaurante La Ferme de Bruges, Bordeaux (Francia)
Situado as escasos kilómetros de la feria de muestras y solo a 5 minutos de Burdeos, muy próximo a una de las áreas recreativas habilitadas en el lago, se encuentra este interesante restaurante en el que pude disfrutar de una interesante cena el Domingo 18 de Junio 2017, aprovechando mi estancia en la ciudad para atender la muestra internacional de vinos, Vinexpo 2017.


Habilitado entre medias de una zona verde, algo escondido pero con una decoración agradable, muy rústico aunque algunas zonas están ligeramente descuidadas. Un lugar con encanto con encanto que con el paso de los minutos pudimos disfrutarlo también de noche, con una iluminación tenue, creando una atmósfera idílica, gracias a la cual ya pudimos disfrutar de una encantadora sobremesa.
Fue en 2009 que la granja nació en este localidad francesa, con un enfoque en la decoración para transformar un simple edificio de hormigón en un oasis verde. Cada objeto consiste en decorar el restaurante para hacer viajar nuestro corazón a una granja de hace unos 50 años, con numerosos detalles como son sus fuentes, estanques de peces, patos y gallinas o gallos... todos ellos sueltos por el perímetro habilitado para restaurante.


Las mesas están dispuestas de una manera desordenada, ocupando todas las zonas habilitadas del jardín, un lugar ideal para una noche de verano, ya que todas las mesas se benefician de una intensa intimidad, gracias entre otros detalles a su decoración, su vegetación y una ambiente rural y rústico que identifica a este lugar con un carácter muy especial y entrañable.


 Al poco de tomar asiento y mirar la carta rápidamente supe lo que iba a tomar, el entrante que solicité fue una generosa cortada de foie gras mi-cuit  de pato, de elaboración artesanal por un productor local, acompañada de mermelada casera de higos y dos rebanadas de pan tostado.


El plato principal que decidí tomar, con la intención de darle continuidad al producto local, que tanto nos vino recomendando el camarero que nos atendió, fue un filete de magro de pato a la brasa con salsa de naranja, acompañado de pequeñas patatas asadas al estilo gabardina y tomate asado al estilo provenzal. Debo reconocer que visto así en la foto podría parecer otra cosa, pero doy fé que este plato estaba para quitarse el sombrero, tanto por los aromas que desprendía, como por su sabor y por supuesto por su textura. Un plato muy recomendable.


Su carta de vinos no resulta demasiado extensa, aunque dispone de una buena representación de vinos franceses, esto no llegar a ser algo representativo del local. Es cierto que los precios no resultan abusivos pero venir a Francia supone siempre tener las expectativas muy altas, por este motivo a veces es difícil contentarse con poco. Para intentar paliar las altísimas temperaturas que nos encontramos esta noche, decidimos la opción de tomar vino rosado del sur de Francia, procedente de la zona "Cotes de Provences" elaborado por Domaine Saint Andrieu. Un región que tanto prestigio a obtenido estos últimos años gracias a la elaboración de este tipo de vinos rosados, con un color rosado muy pálido, tan atípico en España, pero tan bien aceptado en el mercado internacional en general. Un vino ligero con marcado carácter frutal y un predominante aroma de membrillo, bien combinado con notas floras, además de transmitir un ligero matiz fresco y cítrico, con paso por boca estructurado y de gran postgusto con largo final. En definitiva, un muy buen vino.


Como era de esperar, la sobremesa se hizo larga y pudimos contemplar como lentamente la tarde nos iba ganado terreno al día, dando paso a la noche. En ese momento fue cuando definitivamente la magia de este lugar nos terminó de cautivar. Su iluminación, su jardín, sus sombras, su inspiración bohemia y esa sensación de bienestar que nos iba invadiendo, tocó a su fin cuando legó el momento de tener que marcharnos de este lugar coqueto y agradable.


Llegado el momento de pagar, fue cuando vimos el restaurante por dentro, un interior habilitado para cualquier otro momento del año, excepto para el verano. Comedor amplio con chimenea, todo de madera y muy acogedor, pero como evidencia la foto, totalmente vacío en estas fechas, ya que lo que realmente hace de este lugar algo mágico, es su terraza y su jardín.
Espero muy pronto tener la ocasión de poder volver, ya que me quedé con las ganas de pasar mas tiempo, y de disfrutar de otros muchos platos propuestos por su simpático camarero.

PopAds

PopAds.net - The Best Popunder Adnetwork

Etiquetas

Aprendiendo a Catar ( 8 ) Artesanía del Queso ( 2 ) Artículos Patrocinados ( 4 ) Artículos Varios y Opiniones ( 15 ) Bodegas y Viñedos ( 15 ) Cervezas ( 3 ) Champagnes y Cavas ( 41 ) Destilados ( 5 ) Maridajes y Catas ( 32 ) Museos y Asociaciones ( 5 ) Presentaciones y Ferias ( 56 ) Restaurantes ( 75 ) Vinos A.O.P Madiran (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Bandol (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Beaujolais (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Bergerac (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Cornas (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Coteaux d´Aix en Provence (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Coteaux du Languedoc (Francia) ( 4 ) Vinos AOC Côtes d´Auvergne (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Fronsac Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Gaillac (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Haut-Médoc Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Minervois (Francia) ( 2 ) Vinos AOC Montagne Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Saint George Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOG Guerrouane (Marruecos) ( 1 ) Vinos D.O. Alicante ( 29 ) Vinos D.O. Arlanza ( 1 ) Vinos D.O. Bierzo ( 4 ) Vinos D.O. Ca Rioja ( 53 ) Vinos D.O. Calatauyd ( 2 ) Vinos D.O. Catalunya ( 2 ) Vinos D.O. Cigalés ( 2 ) Vinos D.O. Colchagua Valley (Chile) ( 1 ) Vinos D.O. Costers del Segre ( 16 ) Vinos D.O. Empordá ( 17 ) Vinos D.O. Finca Elez ( 5 ) Vinos D.O. Isonzo (Italia) ( 1 ) Vinos D.O. Jerez - Sherry ( 3 ) Vinos D.O. Jumilla ( 6 ) Vinos D.O. Lanzarote ( 6 ) Vinos D.O. Madrid ( 2 ) Vinos D.O. Maipo Valley (Chile) ( 3 ) Vinos D.O. Mancha ( 6 ) Vinos D.O. Manchuela ( 4 ) Vinos D.O. Monterrei ( 1 ) Vinos D.O. Montilla-Moriles ( 2 ) Vinos D.O. Montsant ( 2 ) Vinos D.O. Navarra ( 3 ) Vinos D.O. Penedés ( 3 ) Vinos D.O. Rias Baixas ( 22 ) Vinos D.O. Ribeira Sacra ( 11 ) Vinos D.O. Ribera del Duero ( 29 ) Vinos D.O. Ribera del Guadiana ( 1 ) Vinos D.O. Rueda ( 24 ) Vinos D.O. San Antonio Valley (Chile) ( 2 ) Vinos D.O. Sierras de Málaga ( 4 ) Vinos D.O. Somontano ( 5 ) Vinos D.O. Sonoma Country (U.S.A.) ( 1 ) Vinos D.O. Tierra de León ( 4 ) Vinos D.O. Toro ( 8 ) Vinos D.O. Utiel - Requena ( 26 ) Vinos D.O. Valencia ( 11 ) Vinos D.O.C. Alto Adige (Italia) ( 1 ) Vinos D.O.P. El Terrerazo ( 2 ) Vinos D.O.Q. Priorat ( 6 ) Vinos de Devon Valley (Sudáfrica) ( 1 ) Vinos de Marlborough (Nueva Zelanda) ( 1 ) Vinos de Pago ( 1 ) Vinos de Pays D´Oc (Francia) ( 4 ) Vinos de Pays de Coteaux Charitois (Francia) ( 1 ) Vinos de Pays de l´Herault (Francia) ( 1 ) Vinos de Pays de Val de Loire (Francia) ( 1 ) Vinos de Western Cape (Sudáfrica) ( 1 ) Vinos I.G.T. Veneto (Italia) ( 1 ) Vinos P.G.I. Drama (Grecia) ( 1 ) Vinos Sin D.O. ( 14 ) Vinos V.T. Cádiz ( 3 ) Vinos V.T. Castellón ( 2 ) Vinos V.T. Castilla ( 15 ) Vinos V.T. Castilla y León ( 4 ) Vinos V.T. Extremadura ( 5 ) Vinos V.T. Norte de Granada ( 3 ) Vinos V.T. Ribera del Andarax ( 1 )

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...