internet marketing Enogourmet, Vinos y Gastronomía.: 2016

Enogourmet... "Gastronomía, Vinos y Gourmet." Headline Animator

Rotative Banner Header

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Restaurante El Cruce, en Manzanares (Ciudad Real)


Restaurante El Cruce, en Manzanares (Ciudad Real)
Situado en las mismas instalaciones del hotel que porta el mismo nombre, localizado en las inmediaciones de la autovía de Andalucía km 173, sentido hacia Córdoba. En el que por motivos de trabajo comí el Jueves 27 de Octubre 2016.


Cuanto con un salón amplio, ala vez habilitado para grandes eventos. Sus instalaciones, ni su decoración destacan por grandes modernidades. El lugar es limpio y acogedor, aunque a corto plazo deberán plantearse un "lavado de cara" y actualizar un poco tanto el mobiliario como algunos otros aspectos que por el uso, han quedado algo obsoletos.


Las propuestas que encontré en su carta me parecieron bastante interesantes, además de contar con unos precios relativamente asequibles, a falta de contrastarlos con las prestaciones de lo servido.


El primero de los entrantes fue un plato de jamón ibérico cortado a cuchillo y unas cortadas de queso de oveja curado macerado en aceite. Esto es sin duda uno de los platos estrella de la gastronomía española, y que por lo que me permite mi memoria recordar, a día de hoy todavía no me he juntado con nadie que no haya sabido bien apreciarlo.


El segundo entrante fueron unas gambas rayadas, cocinadas a la plancha con un poco de aceite, acompañadas de brotes de ajos tiernos y limón. Tal vez esta opción suela ser más propia de regiones más próximas al mar, pero es sorprendente y a la vez muy habitual, encontrar en el interior excelentes propuestas de pescados y mariscos, tanto por su calidad como por su grata manera de prepararlo. Llevo ya tiempo diciendo que para comer buen pescado hay que venir a la Mancha o a Madrid, ya que me resulta mas dificil encontrar en Valencia, tan buenas propuestas de pescado.


Pero la región de La Mancha es sinónimo de agricultura y de ganadería, y por supuesto el buen cordero no debe nunca faltar. Por ello, mi plato principal, como ya viene siendo habitual, fueron chuletillas de cordero lechal, este vez asadas a la plancha y acompañadas de una guarnición de verduras. Un plato que siempre busco y que siempre sugiero a mis acompañantes neófitos en este campo... y si todavía alguien no conoce los motivos de tan desinteresada y ostentosa recomendación, es porque está tardando en conocer de cerca tal manjar.
Al poco de entrar en este lugar, no estuve muy convencido de que iba a poder disfrutar de esta manera, de una muy buena comida, a lo mejor no tan bien presentada, pero con una calidad de la materia prima muy recomendable. Aunque algunas reformas y algunas actualizaciones del local (como por ejemplo los aseos) no vendría nada mal. Quiero de paso citar la enorme profesionalidad del camarero que nos atendió. Un hombre ya veterano, muy conocedor de su carta y muy amable en general.

domingo, 4 de diciembre de 2016

3ª Cena maridaje, Restaurante Orlando de Utiel (Valencia)


3ª Cena maridaje en el Restaurante Orlando de Utiel (Valencia)
Celebrada el Viernes 2 de Diciembre 2016, en este céntrico local situado en el nº 1 de la calle Nicolás Ruiz, de Utiel (Valencia) y que de la mano de un servidor, pudimos adentrarnos por tercera vez, en una muy relevante experiencia gastronómica de casi 3 horas de duración, en el que el numeroso público asistente pudo aprender nociones básicas de conservación y servicio del vino, perfiles diversos tanto en vinos como en platos elaborados y a su vez la filosofía que las bodegas quieren transmitir  a los consumidores, a través de la elaboración de los vinos que esta noche fueron presentados.
Todo ello llevado a cabo de una manera muy cercana y empleando un vocabulario coloquial, el cual resultó muy adecuado para no aburrir a un perfil de asistentes, quien sin ser en su mayoría profesional del sector, demostró ser muy exigente al saber valorar y al opinar de manera muy acertada, sobre todos los diversos aspectos expuestos.

Para este nuevo acto, mostré mucho interés por seleccionar una muy interesante gama de vinos y a su vez incorporar una muy peculiar cerveza de elaboración artesana, la cual llamó mucho la atención. Pero sin duda, lo que más mérito volvió a tener en esta ocasión, fueron los diversos platos exclusivos, confeccionados expresamente para este día, por el equipo de cocina encabezado por Juanjo Gómez Candel gerente de este restaurante y buen amigo personal, quien junto al enorme trabajo de creatividad y de desarrollo aportado por su hermana Rosa Gómez Candel, alcanzaron crear unos platos que sobradamente cumplieron con las muy altas expectativas creadas. Nunca es fácil prever el grado de compromiso o el nivel de interés que pueda mostrar la gente, y sobretodo teniendo en cuenta que por muy raro que parezca, era la tercera vez que se celebraba este tipo de eventos en Utiel. Pero observar que siempre se completa el aforo máximo de asistentes previamente establecido, es ya un sinónimo de orgullo y de motivación, para poder seguir trabajando en esta misma linea, con la misma ilusión del primer día.
  • La primera cena maridaje, fue celebrada en este mismo lugar, también de la mano de un servidor, en Julio 2015, esa información quedó registrada en el post correspondiente a este enlace 
  • La segunda, fue en este mismo lugar, también de la mano de un servidor, durante el mes de Marzo 2016, la correspondiente crónica quedó registrada en este enlace
Insisto en citar, que me sigue resultando muy raro que siendo Utiel tierra de vinos, contar con la escasa o casi nulas iniciativas por parte de los restaurantes de esta localidad, en atreverse a llevar cabo tal tipo de presentaciones, ya que pese a que seguramente pueda resultar una carga de trabajo extra, esto puede permitir a que los equipos de cocina puedan expresar su creatividad mas pura. 
En lo que a mi personalmente atañe, siempre me sigue ocasionando enorme respeto participar en la creación del menú, para posteriormente presentarlo y dirigirlo, ya que no deja de ser enorme reto para mi, querer llevar siempre a cabo de la manera mas profesional y agradable, este tipo de muy trabajado maridaje.

Los asistentes fueron llegando a su cita como acordado, y todos pudimos hacer una primera toma de contacto con la cerveza Glen Oak elaborada de manera artesanal por el ilustre maestro cervecero Valenciano Jorge Sanchez. Cerveza elaborada a partir de una materia prima seleccionada. La meticulosa selección de la malta, levadura y lúpulo, junto a las finas aguas de manantial del interior de Alicante, permiten elaborar una cerveza tipo Golden Ale de Fermentación Alta, obteniendo una graduación de 6,2%. Esta cerveza presume de elegancia y de exclusividad. Su comportamiento en copa es muy notable, color tostado bajo con una atractiva tonalidad ámbar, con espuma densa formando una corona de persistencia media- larga de no más de 5 centímetros. Sus notas aromáticas resultan muy frescas en los compases iniciales, recuerdos cítricos con un marcado matiz dulzón aflorando al recuerdo agradables matices como evocando a la naranja o a la flor de azahar, aromas frutales y florales que rápidamente se combinan con notas especiadas tales como vainilla, pimienta, regaliz, gracias a la aportación del "Oak Master". Un sistema de cierre patentado o tapón, que incorpora una lámina de barrica, en este caso se emplea une roble francés de tostado medio, que le permite a la cerveza captar aromas y características varias al igual que si hubiese tenido un paso por barrica. Se comentó que esta cerveza se ha beneficiado de una maduración en roble, con simplemente el uso de este novedoso sistema, el cual únicamente necesita unas pocas semanas, para aportar las características deseadas y  esperadas. Las ventaja de este novedoso sistema, primeramente es su precio, ya que a nivel industrial no requiere mayor inversión más que la que pueda corresponder al pequeño sobre coste de añadir a cada tapón, su palito. Pero después todo son ventajas, ya que estos tapones pueden ser empleados para darles un toque muy personal ye incluso tienen la capacidad de mejorar tanto destilados, como también vinos... pero estos os lo contaremos mas adelante, ya que este proyecto está viviendo a día de hoy, su primeras etapas. Para quien tenga interés de comprarla por internet, aquí recomendamos por ejemplo, hacerlo a través de la web Gourmettia

Para acompañar esta muy apreciada cerveza, se elaboró una primera tosta a base de una delicada crema de aguacate, montada con lomo de sardina y aderezado con polvo de oliva negra. Textura muy sutil, cremosa y untuosa. La segunda tosta, creada a partir de setas llamadas orejas de judas y setas de cardo, huevo de codorniz trufado durante casi 48 horas y su yema complementada de trufa negra rayada. El objetivo fue crear junto a la cerveza, una combinaciones de sabores tanto por contrastes como por semejanzas, buscando matizar notas dulces, amargas, saladas y ácidas, utilizando este primer plato para afinar el sentido gustativo y prepararnos para poder mejor percibir los puntos claves a mostrar en los platos siguientes. Por lo que podemos considerar, que este plato sirvió de calentamiento, para que los asistentes pudiéramos primero romper un poco el hielo, y seguidamente ir ajustando los parámetros sensoriales asociados a nuestras percepciones.


Seguidamente llegó el momento de presentar el vino blanco Vendimia de oro Juan de Juanes 2015, elaborado por Bodegas Anecoop en la localidad Valenciana de Fuente la Higuera. Un gran vino, concebido bajo el sello de calidad de la D.O.P. Valencia. Monovarietal de Chardonnay, fermentado en barrica y posterior crianza en roble francés durante 5 meses. Este vino es resultado de una exhaustiva selección de las 35 mejores barricas criadas en  la bodega. En copa se mostró muy serio, aunque en los primeros minutos resultó demasiado frío para catar, rápidamente se fue asentando y abriendo lentamente sus muy notables características. Su color, fino, vivo y con buena trayectoria, nos adelantó que a día de hoy se encontraba en su momento óptimo de consumo. Pasados unos minutos, en nariz transformó sus notas cítricas iniciales con recuerdos principales a pomelo, fruta blanca y notas florales, fueron lentamente abriendo paso a notas mas carnosas, tostadas y maduras, un matiz de azúcar tostado dejó paso a un evidente recuerdo a manzana asada quien fue pausadamente virando a recuerdos nuevamente frescos y herbáceos. 

El plato pensado para este vino, fue un Carpaccio de Pulpo a la sal gorda, con salsa de cítricos, perlas de aove y galletas de chorizo. A través de este plato se buscó asociar las connotaciones más frescas y cítricas encontradas tanto en la copa como en el plato. Se buscó contrastar el amargor propio del aove, con las ligeras notas dulces como azúcar tostado encontrado en el vino, aportadas por la barrica. También se pretendió asemejar en texturas, tanto el pulpo como el vino, creando una unión por su tacto sedoso en boca.
Las galletas de chorizo fueron una nota muy significativa, al aportar esa nota de contraste brusco entre el dulce propio de la galleta y el salado natural del chorizo. Un plato lleno de contrastes y semejanzas.


El siguiente vino fue un Rosado monovarietal de uva Bobal cosecha 2015, elaborado por Latorre Agrovinícola con el nombre comercial del Parreño, en la localidad valenciana de la Venta del Moro, amparado a la D.O.P. Utiel- Requena. Tal vez la decepción fue la de no haber podido descubrir en primicia la nueva añada 2016. Pese a nuestros esfuerzos como organizadores, de intentar persuadir al propietario de la bodega, por darnos la posibilidad  como mínimo de dar a catar unas muestras de la nueva añada, aunque fueses directamente sangradas del depósito, y habernos permitido comparar ciertos matices de diferencias y semejanzas entre los dos tipos de vino, como si de una peculiar cata vertical su hubiese tratado, pero tuvimos que conformarnos con analizar con detalle, este vino el cual todavía pese a su edad, llegó en muy buenas condiciones. Su color, de alta tonalidad , ya mostró en su ribete una ligera y tímida voluntad de querer virar a piel de cebolla, dando un claro indicativo de encontrarse en un punto inicial de su declive. En nariz, se mostró muy afrutado, notas potentes y golosas con matices de frambuesa y de cereza madura, pero sin llegar a flaquear ni sin llegar a transmitir evolución. En boca, ya comenzó a resultar algo corto, pero en conjunto y valorando los detalles que le hacen mostrarse en sus últimos compases de consumo útil, llegó todavía a sorprender su muy buen comportamiento.

El plato elaborado para el vino rosado, fue un Falso lingote de Foie y Turrón, con mermelada casera de naranja y unos brotes germinados de alfalfa. Se pretendió ensalzar esas notas muy golosas del vino, dándole mucho protagonismo al dulzor que podían aportar tanto la mermelada, como el turrón utilizado en el foie. La todavía acidez del vino junto a su volumen, ayudó a limpiar la boca de la posible carga molesta que podía ocasionar el foie, pero el plato resultó muy fácil de comer y para nada resultó pesado, ya que además el gran amargor aportado por la mermelada, permitió en todo momento crear en la boca, unas sensaciones agradables muy variadas.


El vino tinto presentado para esta ocasión, fue nada menos que un vino de garaje elaborado por Bodegas Pelio, de manera totalmente artesanal y con ausencia casi total de tecnología. Un vino monovarietal de uva Bobal, procedente de viñedos de hasta casi 120 años de antigüedad, cultivada en el termino de La Torre de Utiel, sobre suelos arcillosos extremadamente pobres, localizados en las proximidades de una frondosas pinadas. Su vendimia se realiza de manera manual en cajas y realizando una posterior selección de uvas, clasificando de manera minuciosa aquellas que puedan ser más aptas, con la finalidad de poder posteriormente vinificar con las mejores uvas obtenidas. El estrujado de realiza de manera manual, con utensilios precarios, seguidamente fermentar en unos pequeños depósitos de acero inoxidable y a continuación trasegar el vino a barricas de roble francés, para realizar una crianza de casi 12 meses.
Es muy de valorar saber, que únicamente se han elaborado 1.000 botellas de este buen Pelio tinto cosecha 2012, el cual cuenta con una graduación ligeramente inferior a 14,5%. La nota todavía más curiosa, es que cada botella cuenta con su numeración individual en la etiqueta frontal, detalle que le permite incluso todavía mas, poder ser considerado como un vino limitado y muy exclusivo. En copa el vino se mostró muy serio, de color imponente de capa alta con ribete ligeramente rubí, con pocas muestras de juventud, pero con a la vez pocas muestras de decadencia. En aromas el vino se presentó muy tranquilo y maduro. Después de una ligera aireación resultó mas expresivo y afrutado, al paso de unos minutos comenzó a transmitir sobre notas minerales pronunciadas, su gran carga frutal  muy equilibrada a su sensación ahumada/tostada propia de su paso por barrica. Muchos presentes, se vieron sorprendidos ante este vino tan singular y tan bien elaborado a su vez. En boca, sedoso, carnoso, con una capacidad secante media, muy pulido y redondo, con peso en boca alto, buen volumen, estructura seria y una larga carga frutal en el postgusto, además de trasmitir en retronasal ciertos matices especiados aportando una sensación balsámica.


El plato para este vino tinto citado anteriormente, fue una jugosa ración de Pluma Ibérica a la brasa, con manzana caramelizada y crema de castañas, patatas Hasselback y un par de espárragos trigueros a la plancha con la finalidad de darle un toque de color al plato. Nuestra intención fue la emplear una carne jugosa relativamente más magra aunque con una pequeña proporción de tocino, para rápidamente hacer salivar y así causar el efecto contrario al amargor y sensación secante en boca, propia de los taninos del vino. Otro punto fue jugar con las combinaciones dulces aportadas por la manzana y la crema de castaña, para buscar esa armonía frutal semejante encontrada en el vino. La intención de usar de este modo la patata, empleando entre otros pimentón dulce y pimienta, fue la de intentar conjugar estos matices especiados con aquellos propios que el vino se prestó a aportar.


Llegado a este punto y después de la pequeña pausa habitual, para tomar nota de los café, toco el turno de abordar el último pase de la noche. El gintónic de esta noche fue elaborado a partir de Ginebra 69 brosses. Una triple destilación con extracto de naranja navelina, diluida con tónica de azahar y lavanda y con un sutil toque de hielo seco, creando a partir de este momento, el inicio al fenómeno mágico que en breves minutos iba a darse paso.


El postre, fue una Esfera dorada de chocolate puro, en su interior un "mini coulant" de chocolate, sobre una Gelatina de naranja y Cointreau. Todo sobre un cama de crujientes, obtenida a partir frutos rojos y fruta de la pasión. El toque final, lo aporta un generoso baño de chocolate blanco caliente, que permite homogeneizar toda la composición. En este punto dejo correr vuestra imaginación, para interpretar en vuestra boca esa frescura y acidez de la tónica, junto a los recuerdos amargos del chocolate y la ginebra, todo ello bien armonizado con las variadas notas de naranja, aportadas principalmente por el cointreau, pero también por el extracto de naranja navelina que encontramos en la ginebra 


Una vez más señalar el enorme trabajo de creatividad, diseño, desarrollo y puesta en marcha de esta nueva aventura gastronómica, desde Enogourmet agradecer de corazón a los asistentes por venir, pero sobretodo destacar el majestuoso desarrollo,  llevado a cabo por todo el equipo del Restaurante Orlando. Vaya!!... y que gran momento pudimos pasar, gracias entre otros, al maravilloso equipo de cocina, personal de sala y por supuesto citar el magnífico trabajo de los hermanos  Juanjo Gómez Candel y Rosa Gómez Candel, quienes sin hacer mucho ruido junto a su madre, llevan ya mucho tiempo dando muy bien que hablar de su local. 



jueves, 10 de noviembre de 2016

Restaurante Casa Vicente, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real)


Restaurante Casa Vicente, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real)
Lugar situado en la avenida Constitución, próximo a la plaza de toros y en el que he podido ya varias veces comer por motivos de trabajo. Hoy voy a describir la cena que disfruté el Miércoles 26 de Octubre 2016, para de este modo dejar registrado este interesante restaurante en este blog.
Lo primero que quiero señalar es su sala, no resulta demasiado grande, ya que únicamente caben unos 50 comensales, y tal vez este asunto sea lo que menos me gusta, ya que hay poca intimidad, resulta poco discreto para tratar asuntos de trabajo, al tener muy cerca las mesas de al lado. Por demás, todos son cosas positivas, ya que tanto el servicio como lo que ofrece su carta, es siempre sinónimo de garantía y acierto.


Al poco de tomar asiento y de seguidamente pedirle al camarero, los platos que esta noche ibamos a disfrutar, nos fe obsequiado un primer entrante, mejillones rellenos de salpicón, producto fresco, ligero y agradable, ideal para ir abriendo boca.


Seguidamente disfrutamos de una buena y refrescante ensalada de tomate de huerta, acompañado de unos lomos de ventresca de bonito, cebolla dulce troceada, y todo ello aderezado con sal gorda y aceite de oliva virgen extra, elaborado por un productor local.


El último entrante fueron anchoas del cantábrico en aceite, procedentes de Santoña. Presentadas en su lata original para que nadie supuestamente pudiese dudar, de su auténtica procedencia y origen. Este plato gustó, ya que la calidad de estas anchoas dista mucho de las que acostumbramos comer, tanto por su sabor, como por su textura y sobretodo por sus muy pocas raspas.


El plato principal que decidí tomar, fue paletilla de cordero lechal asada al romero. Su presentación fue poco original, pero remarcar tanto su textura delicada y sutil, como sabor profundo e intenso. Deliciosos bocados se sucedieron hasta poner fin a tan magnífico acopio, y por supuesto también comentar una guarnición algo curiosa compuesta por patatas fritas de corte grueso, birutas de jamón y un interesante salteado de habitas.


Por último y con la intención de bajar un poco la cena, tomé piña para ayudar a hacer la digestión, me sorprendió lo dulce que estaba, ya que su presentación viene ya siendo muy común.
En conjunto este lugar ofrece una carta muy variada y utiliza una óptima materia prima. La lastima es no poder contar con algo de intimidad para tratar asunto de trabajo, ya que si es cierto que dispone de un reservado, pero doy fe de que no es todo lo acogedor que este lugar debería proponer. A pesar de dicho detalle, entrar a compartir mesa y mantel en este restaurante, es siempre sinónimo de acierto.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Restaurante Bar Alhambra, en Tomelloso (Ciudad Real)


Restaurante "Bar Alhambra", en Tomelloso (Ciudad Real).
Situado en ctra Argamasilla de Alba km 0,200, esquina con la calle Pinto Ribera, muy próximo a la cooperativa Virgen de la Viñas (Vinos Tomillar), en el que comí el Miércoles 26 de Octubre 2016.
Nada más pasar por la puerta se ve una barra larga y aparenta un vulgar bar de polígono, pero al entrar en su comedor, la sensación me cambió por completo.


Elegante decoración, interior de madera y ambiente muy acogedor, ideal para disfrutar en familia, con amigos o de trabajo, de una carta muy bien elaborada, con platos típicos de la cocina manchega, además de no descuidar una muy interesante propuesta de pescados.


Además llamó mucho la atención su importante surtido de vinos locales y regionales, con un imponente botellero a la entrada, numerosas neveras y mucho sentido a la hora de ofrecxerklos y de servirlos. Señalar el trato muy profesional de sus camareros tanto como servicio a nuestra mesa, como la atención prestada durante el servicio de los vinos.


Este lugar podría ser un gran referente para quienes vayan buscando satisfacerse con propuestas de comida típica y cocina tradicional de la región de la mancha. De primero pedimos unas deliciosas y crujientes Mollejas de cordero, fritas con ajos.


A continuación, un buen plato de jamón ibérico, cortado a cuchillo, junto a queso de oveja curado, ideal para acompañar con tomate untado sobre pan tostado. El jamón habla por si sólo en la foto.


De plato principal, decidí tomar las ya típicas y tradicionales chuletillas de cordero lechal cocinadas esta vez  a la plancha. Quienes habitualmente me leen, sabrán que este es uno de los platos que más amor le tengo, ya que solamente encuentro la posibilidad de tomarlo, cuando viajo por esta región. El primer vino, fue un un vino joven 100% Chardonnay añada 2015, ligeramente en decadencia y el tinto fue un buen Reserva añada 2014 elaborado 100% con uvas Tempranillo, elegante, afrutado y muy fácil de beber. Ambos vinos elaborados por la Cooperativa local Virgen de la Viñas, conocida por ser la más grande de España y una de las más grandes por volumen y kilos de uva elaborados, del mundo..

 

Uno de mis acompañantes optó tomar lubina a la sal, buen pescado tanto por su calidad como por generosa ración, además no es frecuente ver como la camarera lo prepara junto al comensal, antes de servirlo. No tuve ocasión de probarlo, pero la próxima vez que venga por aquí, seguramente me platee la opción de profundizar mis conocimientos, y poder entonces valorar en primera persona, las cualidades de dicho plato.


Para poner fin a la comida, prescindimos del postre y únicamente optamos por tomar café. Es cierto que si a continuación no hubiésemos tenido que atender importantes asuntos de trabajo y conducir, lo más probable es que hubiésemos tomado alguna copa o un buen digestivo, ya que la oferta fue muy tentadora, pero la responsabilidad nos pudo y proseguimos con nuestras obligaciones. Guardo este lugar en mi memoria para volver tan pronto como pueda, ya que me quedaron muchas cosas que saborear y descubrir. Muy recomendable.

martes, 18 de octubre de 2016

Restaurante Mica Elvetie, en Bucarest (Rumanía)


Restaurante Mica Elvetie, en Bucarest (Rumanía)
Emblemático lugar de cocina típica Suiza, situado en la planta baja del céntrico hotel Europa Royale Bucarest, en el numero 28 del bulevar Mircea Voda, en el que estuvimos alojados durante durante los varios días que duró nuestra estancia en esta ciudad. A su vez este restaurante también dispone de su entrada principal, por el número 60 de la calle Franceza. Aprovechando su proximidad y que quedamos muy contentos la primera vez que pudimos cenar el Martes 27 de Septiembre 2016, decidimos el último día repetir antes de marcharnos, y probar durante la comida del Jueves 29 de Septiembre, con otros platos. Por este motivo voy a a provechar este post para detallar ambas experiencias.


Los entrantes que su carta ofrece son variados pero siguiendo recomendación del chef Jakob Hausmann, quien vino varias veces a consultar opiniones con los diversos comensales de la sala, optamos por tomar de manera individual unos entremeses compuestos por lomo embuchado, jamón ahumado con una curiosa apariencia muy semejante al jamón que tenemos costumbre de tomar en España, pero que luego no se parece ni en textura, ni en sabor; cintas de bacon crudo también ahumado, y unas cortadas de queso emmental, además de incluir unos pepinillos y tomate cherry para refrescar.

Después de ojear con detenimiento, una de las cartas de vinos más curiosa que en tiempo he tenido ocasión de consultar, ya que en cada hoja se mostraba de manera individual, su vino con su foto, su descripción completa y un mapa para saber localizar su procedencia. Este día, el vino que decidimos tomar, fue un tinto sin crianza añada 2013, elaborado en Suiza con uvas locales Pinot Noir y Gamay, con una graduación de 13%. No me gustó la manera de servirlo, ya que inmediatamente después de dar a probar el vino para su aceptación, el camarero virtió sin consultarnos, la totalidad de la botella en el decantador. En mi opinión fue un grave error ya que primero hay que consultar al que se lo va a tomar, y después, hay que tener muy poca cultura y muy pocos conocimientos de vino, para tratar de esa manera a un vino que ya estaba llegando muy justo a este momento de consumo. Por lo que en copa, además de mostrar una tonalidad de color muy pobre, en nariz me resultó extremadamente débil, exageradamente oxigenado y lamentablemente con poca carga aromática que disfrutar. En boca se mostró todavía con una buena acidez, peso en poca muy ligero, y recorrido corto, con una capacidad secante inapreciable. En conjunto, un vino muy flojo que únicamente me ha servido para ampliar mi cultura, pero que no dio la talla, ni se portó a la altura de las expectativas despertadas.


El plato principal fue una muy interesante carne de ternera troceada y acompañada con una deliciosa salsa de setas flambeadas al coñac, junto a una delicada salsa de crema fresca. Un plato delicado, fino, sabroso y muy apreciado. Acompañado de Rösti, una de las especialidades que mas me ha sorprendido, se trata de una receta tradicional suiza y sirve para acompañar tanto carnes como pescados.


También se puede hacer con queso, patata, bacon y cebolla. Este plato, aunque no lo parezca es muy ligero, está hechos sólo con patata y cebolla rallada, un pellizco de sal, eneldo, y una cucharada de aceite para que no se peguen a la sartén. Podemos hacerlos con las hierbas aromáticas que más nos gusten, y del tamaño que queramos. Casi que podemos presentarlos como una tortilla de patatas sin huevo, el sabor os va a sorprender.

Al decidir no tomar postre, únicamente me a continuación a detallar lo experimentado durante el segundo día. Lo primero que voy a ahora a nombrar es el vino que correspondió a esta ocasión. Dejándonos de experimentos raros, le pedidos esta vez al sumiller que nos recomendara el mejor vino tinto de la carta, y fue así como descubrimos un muy interesante Château Valvis añada 2009 con una noble crianza de 10 meses, graduación de 13%, en barrica de roble húngaro, elaborado 100% con uvas Cabernet Sauvignon, por Vinuri Samburesti, una de las bodegas más reconocidas y prestigiosas de Rumanía, y que tan buena fama tiene a la hora de elaborar grandes vinos. También citar que por defecto y al igual que el vino anteriormente citado, el camarero después de dar a probar el vino, sin consultar volvió a decantarlo, aunque esta vez el resultado fue mas acertado. El vino en copa se mostró de generoso y glicérido,  bien cubierto y con tonalidad alta. En nariz, no hizo falta airear la copa en exceso para percibir sus aromas maduros muy marcados, notas frutales de importante carga, además de mostrar matices complejos entre notas vegetales, matices especiados y recuerdos dulces aportados por la madera. En conjunto resultó muy serio, bien presentado y con sobresalientes características ,para ser un gran representante de los buenos vinos de este país.


El único plato que tomé el segundo día fueron unas Chuletas de Cordero de Nueva Zelanda, acompañado de una muy aromática rama de romero, sobre una intensa salsa de vino tinto, con un sabroso fondo como de vainilla o nuez moscada, junto a un toque de mantequilla a las finas hierbas y ajo. Una presentación interesante, conjunto servido en su sartén, destacar su textura tierna, carne rosada poco hecha pero de buena textura.

Sabrosa y jugosa a partes iguales y bien acompañada con la citada salsa, la cual invitó a mojar pan repetidas veces. La guarnición servida en otro plato, fue nuevamente una generosa ración de Rösti, que de tanto que me gustó y sorprendió, tengo muy pronto pensado intentar hacerlo en casa, ya que es un plato que llama mucho la atención.

Destacar tambien este lugar, por tener una decoración propia de estilo Alpino, con representaciones en las paredes de la cultura Suiza, usando tanto mapas, como estandartes y escudos medievales, todo ello sobre paredes que emulan una estructura antigua de piedra.
Las cenas suelen ser amenizadas por música en directo, aunque este detalle no sorprende tanto aquí en Bucarest, ya que es muy frecuente encontrar en los diversos restaurante y rincones de la ciudad, violines y demás instrumentos interpretando canciones folclóricas propias de su cultura, y también a su vez otras canciones más conocidas.

No es muy común encontrar restaurantes que elaboren cocina puramente tradicional originaria de Suiza, en parte es bueno saber que estos platos son genuinos y para nada, esta gastronomía no se puede comparar ni con la Alemana, ni con la Austriaca, ni con la de ninguna otra que marque frontera con este país. Su estilo propio me ha gustado y prestaré mucha atención, para  muy pronto poder volver a frecuentar otro restaurante que me pueda aportar estos platos y estos sabores.

martes, 11 de octubre de 2016

Blanco Verdejo Ecológico 2015, de Bodegas De Alberto


Blanco Verdejo Ecológico 2015, de Bodegas De Alberto
D.O. Rueda
Uva Utilizada: 100% Verdejo
Graduación: 13%
Vino de Producción Agraria Ecológica

Las Bodegas De Alberto, están ubicadas en una localidad castellana a 25 km. de Valladolid, enclavadas en una antigua casa de labranza, fundada por la Orden religiosa de los Dominicos en el Siglo XVII. Sus galerías subterráneas, grandes bóvedas de cañón hechas de ladrillo, tienen más de 1 km. de longitud, constituyendo un verdadero laberinto que recorre el subsuelo de Serrada.

El área de sus viñedos, pertenecientes a la D.O. Rueda, se sitúan en la zona central española, atravesada por el río Duero, y considerada como de las mejores del mundo en producción de vinos. Un esfuerzo continuo en inversiones e investigación, la colocan en una posición puntera con la tecnología más avanzada para la producción de vinos de alta calidad.

Catado el Sábado 18 de Junio 2016

  • En vista, ofrece un color amarillo pajizo de tonalidad baja casi cristalina, brillante, limpio con una lágrima de tamaño pequeño con caída alegre.
  • En fase olfativa, muy varietal, franco, fresco, cítrico y potente, con expresivos primarios varietales de fruta fresca transmitiendo muchos recuerdos variados como a lima, corteza de limón, manzana verde, hierba recién segada y una amplia gama tropical, ramillete floral, balsámicos, ligeros anises y vegetales, transmite sensaciones frescas, limpias y nítidas, toques anisados de hinojo y tomillo propios de la variedad verdejo y tonos de heno y hierba fresca de buena intensidad y gran persistencia. Invita a seguir jugando con la copa.
  • En boca se muestra igualmente cítrico, afrutado y fresco. Tacto ligeramente glicérico, con una estructura notable y densa, con personalidad y característico toque amargo al final aportado por la característica singular de esta variedad verdejo. A su vez, transmite amplitud, volumen y carácter de distinción, junto a una atrevida y jovial personalidad. En conjunto este vino ofrece una muy buena presentación y una excelente relación calidad precio.

PVP recomendado entre 5 y 10 Euros.
Puntuación Enogourmet 93/100 pts

lunes, 3 de octubre de 2016

Restaurante Intim Pub & Grill, en Focsani (Rumanía)


Restaurante Intim Pub & Grill, en Focsani (Rumanía)
Situado en el nº 2 de la calle Nicolae Balcescu y en el que pudo descubrir la más pura esencia de la gastronomía rumana el Martes 27 de Septiembre 2016.
La estructura del restaurante es semicircular, todo de madera y cuenta con terrazas a doble altura, todas ellas orientadas al sol y con vistas a un parque. El lugar es muy tranquilo y acogedor, reina la paz y el silencio, ideal para comer o tomar un copa, ya que no es únicamente restaurante, si no que también es un pub para poder disfrutar tanto por la tarde como por la noche, de un trago en buena compañía. Su interior también es muy amplio, con decoración rústica. Los camareros son amables aunque no dominan demasiado el inglés, por lo que no es cómodo intentar comunicarse con ellos, salvo que se visité este lugar con alguien que sepa el idioma local.

El primer plato que quisimos conocer fue una deliciosa sopa, elaborada principalmente a partir de carne de ternera. Bien es conocida la afición y el gusto que existen en los países del este, por consumir con gran frecuencia al inicio de todas las comidas, un buen bol de caldo o sopa. Concretamente esta sopa que digo que tomé, me recordó un poco, al Gulash que descubrí durante mi último viaje a Polonia


Para acompañar la sopa e incluso tomar de aperitivo, se sirvió una bandeja de cebolla cruda cortada en cuartos. En principio me sorprendió la idea, ya que no me esperaba tal propuesta, pero aconsejado por nuestro anfitriones, descubrimos que con un poco de sal, estos trozos de cebolla estaban muy ricos, al ser una cebolla dulce, no demasiado picante y con una gran intensidad de sabor. Es curioso, no haber antes podido conocer este tipo de cebolla tan peculiar, aunque lo obvio es que en cada país se cultivan su alimentos mas genuinos, y a día de hoy no he sido capaz de encontrar en España algo semejante, salvo las cebolletas de color naranja que venden en vinagre y que por supuesto también me gustan bastante.


A continuación el plato principal al centro, se compuso de un gran surtido de productos típicos expresamente escogidos, para hacernos descubrir aquellos alimentos mas representativos que a continuación voy a detallar. Las carnes fueron todas ellas asadas, entre las cuales había costilla de cerdo ahumada, lomo de cordero que estaba muy bueno de sabor pero resultó un poco duro, salchichas de cerdo caseras bastante especiadas, con un punto notable de picante y que salvando las distancias, esta clase podría tal vez parecerse al sabor del chorizo, que tenemos costumbre de tomar en España. Codillo de cerdo también asado, mostrando una estrecha relación con la gastronomía del norte de Europa. Toda esta carne fue acompañada con una clase de patata dulce asada y cortada en gajos, un poco de pimiento asado y unos pepinillos, además de contar con unos trozos de color ligeramente amarillo parecidos al pan de molde, que creo que se llama arepas y se sirvieron asados, que consiste en un pan tradicional muy popular, elaborado a partir de una masa de maíz, con textura muy blanda, con un sabor muy peculiar y que tradicionalmente lleva siendo utilizado, para sustituir al pan de harina de trigo.


El vino que decidimos tomar, fue un blanco añada 2013 con una pequeña crianza en barrica, elaborado con uvas Chardonnay, Viognier y Pinot Gris, por una muy conocida bodega local llamada Domeniul Coroanei, bajo el sello de calidad de la denomicación de origen Sagarcea situada al suroeste del país. Esta bodega puede presumir de ser una de las pocas que suministran de manera oficial a la casa real de Rumanía. Vino con buen presentación, etiqueta limpia atractiva y moderna, pese a mantener ciertos guiños más clásicos y conservadores. Aromas frescos, muy frutal y vegetal pese a tener tambien notables recuerdos mas dulzones y tostados. En boca, buena acidez, peso en boca tímido, recorrido medio y postgusto muy acorde a su fase olfativa, aunque si demasiada persistencia. En conjunto un vino muy bien elaborado, elegante, muy fácil de beber y con un carácter singular que se diferencia a gran medida a aquellos vinos blancos elaborados en España, ya que destaca por tener un predominio de aromas mas verdes y una carga mas ácida, y sus aromas no terminan de mostrarse tan maduros como lo pueden llegar a hacer los vinos españoles.


Siempre es un atractivo poder salir y conocer de cerca, los pequeños matices que hacen tan diferentes las culturas gastronómicas entre los países. Es importante siempre a la hora de comparar, de saber valorar los origines sociales, el clima y la historia de cada país, para poder comprender los motivos que impulsan al pueblo a consumir determinados tipos de alimentos o cocinar de alguna manera especifica. Esto detalles no se aprenden ni se perciben desde la distancia, ya que para bien entender los estilos de vida propios a cada cultura es imprescindible visitar el país y dejarse aconsejar por los propios del lugar. En mi opinión, los gustos son siempre muy personales, pero no vengo ni a criticar ni a valorar desde mi punto de vista, si no que lo único que guardo en mi memoria a través de estas lineas, son los matices, sabores y costumbres, que nos hacen ser tan diferentes y tan respetables los unos de los otros.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Restaurante Caru´ Cu Bere, Bucarest (Rumanía)


Restaurante Caru´ Cu Bere, Bucarest (Rumanía)
Situado en el nº 5 de la céntrica calle Stavropoleos, en el casco antiguo o ciudad vieja de la capital, en el que disfrute el Miércoles 28 de Septiembre 2016 de una singular comida. Este lugar es muy fácil de encontrar, pese a que pueda resultar algo escondido, todo el mundo conoce y recomiendo visitar, este emblemático lugar.


Por supuesto que dispone de terraza y que se puede disfrutar de sus encantos culinarios al aire libre, pero merece la pena entrar a verlo, y también es muy recomendable quedarse a comer en su interior. El local está ubicado en una construcción muy antigua, de estilo medieval, con decoración de madera muy bien conservada, además de mantener toda su arquitectura original más tradicional.


Caru’ cu Bere traducido significa “Carro con cerveza”. Es una cervecería tradicional que fue fundada en 1879. Un par de décadas más tarde se trasladaron a la calle Stavropoleos donde siguen desde entonces. Se trata de un local muy especial cuya decoración y ambiente son los imanes perfectos para el turismo. Una vez sentados a la mesa nos fijamos en los detalles y disfrutamos del entorno. Paredes decoradas, cristaleras de colores y columnas arqueadas nos transportan a otra tiempo. Uno de sus símbolos es el viejo barman, un homenaje a alguien que trabajó incansablemente subiendo los barriles del sótano. La atmósfera es realmente especial y a ello contribuye no sólo una decoración única sino también la música en directo de un cuarteto de cuerdas, que amenizó durante toda la comida.


Es cierto que cuando se visita por primera vez una ciudad, no es evidente acertar con los restaurantes, pero aquí vinimos con recomendaciones expresas de varias personas, por lo que nuestra obligación fue la de cumplir con tantos consejos. Después de llegar sin reserva, tuvimos la suerte de ser rápidamente acomodados en su interior, ya que no quiero pasar por alto el detalle de que estaba rebosar de gente, tanto su terraza como en sus varias salas interiores. Además señalar en su interior, a un gran número de turistas, ávidos por contrastar todo aquello consultado en sus principales guías de turismo gastronómico de la ciudad.


Su secreto es una buena comida a unos precios imbatibles, no hay grandes pretensiones sino una cocina tradicional y honesta. Este restaurante ofrece la mejor relación calidad precio de todos los restaurantes que he encontrado en Bucarest, durante los pocos días que estuve en la ciudad. Llama la atención su carta, como a si a modo de periódico se tratase, ofrece una muy amplia gama de platos de cocina tradicional, además de ofrecer una muy buena variedad de vinos de este país. También quiero reconocer, que tal vez motivado por el cambio de divisa tan favorable hacia nuestra moneda (un Euros equivale en este momento a algo mas de 4 Lei) Me dio la grata impresión de que no iba a resultar muy cara la comida, y no me equivoque nada.


Entre todos los entrantes, opté por algo ligero y me decidí por declinar alguna de sus tan remendadas sopas tradicionales, para en su contra elegir champiñones horneados con queso local "Burduf". Un pequeño ten ten pié para acompañar y mejor saborear los primeros tragos, de un buen vino local elaborado en su totalidad con uva Riesling, elaborado por la prestigiosa bodega rumana, Jidvei.
También decir, que los camareros iban algo locos, el local estaba completamente lleno, pero pese a todo el servicio fue correcto, y el trato con el vino fue certero y profesional.


El plato principal que decidí tomar, fue un excelente solomillo de ternera acompañado de un arroz con verduras como guarnición y presentado con una nuez de mantequilla sobre una cortada de limón. Textura delicada, tierna, carne muy sabrosa de una enorme calidad, sinceramente fue un gran placer poder saborearla y disfrutarla hasta el último bocado. 


El punto y final lo puso el café, ya que no nos quisimos animar a tomar postre, tal ese haya sido nuestro error, pero en ese momento no eramos capaces de poder comer más, y ahora puede que me sienta algo culpable de no haber querido descubrir algún dulce típico.


Quiero guardar este mi visita a este lugar con mucho interés y cariño, ya que si alguna vez tengo ocasión de volver a visitar esta ciudad, mi voluntad será de descubrir aquellos nuevos platos y nuevas propuestas, que este reconocido restaurante pueda entonces ofrecerme. Y espero esta vez tener la fuerza de poder conocer mejor su parte más dulce, como seguramente lo sean sus postres.

PopAds

PopAds.net - The Best Popunder Adnetwork

Etiquetas

Aprendiendo a Catar ( 8 ) Artesanía del Queso ( 2 ) Artículos Patrocinados ( 4 ) Artículos Varios y Opiniones ( 15 ) Bodegas y Viñedos ( 15 ) Cervezas ( 3 ) Champagnes y Cavas ( 41 ) Destilados ( 5 ) Maridajes y Catas ( 32 ) Museos y Asociaciones ( 5 ) Presentaciones y Ferias ( 56 ) Restaurantes ( 75 ) Vinos A.O.P Madiran (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Bandol (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Beaujolais (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Bergerac (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Cornas (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Coteaux d´Aix en Provence (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Coteaux du Languedoc (Francia) ( 4 ) Vinos AOC Côtes d´Auvergne (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Fronsac Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Gaillac (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Haut-Médoc Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Minervois (Francia) ( 2 ) Vinos AOC Montagne Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOC Saint George Saint Emilion Bordeaux (Francia) ( 1 ) Vinos AOG Guerrouane (Marruecos) ( 1 ) Vinos D.O. Alicante ( 29 ) Vinos D.O. Arlanza ( 1 ) Vinos D.O. Bierzo ( 4 ) Vinos D.O. Ca Rioja ( 53 ) Vinos D.O. Calatauyd ( 2 ) Vinos D.O. Catalunya ( 2 ) Vinos D.O. Cigalés ( 2 ) Vinos D.O. Colchagua Valley (Chile) ( 1 ) Vinos D.O. Costers del Segre ( 16 ) Vinos D.O. Empordá ( 17 ) Vinos D.O. Finca Elez ( 5 ) Vinos D.O. Isonzo (Italia) ( 1 ) Vinos D.O. Jerez - Sherry ( 3 ) Vinos D.O. Jumilla ( 6 ) Vinos D.O. Lanzarote ( 6 ) Vinos D.O. Madrid ( 2 ) Vinos D.O. Maipo Valley (Chile) ( 3 ) Vinos D.O. Mancha ( 6 ) Vinos D.O. Manchuela ( 4 ) Vinos D.O. Monterrei ( 1 ) Vinos D.O. Montilla-Moriles ( 2 ) Vinos D.O. Montsant ( 2 ) Vinos D.O. Navarra ( 3 ) Vinos D.O. Penedés ( 3 ) Vinos D.O. Rias Baixas ( 22 ) Vinos D.O. Ribeira Sacra ( 11 ) Vinos D.O. Ribera del Duero ( 29 ) Vinos D.O. Ribera del Guadiana ( 1 ) Vinos D.O. Rueda ( 24 ) Vinos D.O. San Antonio Valley (Chile) ( 2 ) Vinos D.O. Sierras de Málaga ( 4 ) Vinos D.O. Somontano ( 5 ) Vinos D.O. Sonoma Country (U.S.A.) ( 1 ) Vinos D.O. Tierra de León ( 4 ) Vinos D.O. Toro ( 8 ) Vinos D.O. Utiel - Requena ( 26 ) Vinos D.O. Valencia ( 11 ) Vinos D.O.C. Alto Adige (Italia) ( 1 ) Vinos D.O.P. El Terrerazo ( 2 ) Vinos D.O.Q. Priorat ( 6 ) Vinos de Devon Valley (Sudáfrica) ( 1 ) Vinos de Marlborough (Nueva Zelanda) ( 1 ) Vinos de Pago ( 1 ) Vinos de Pays D´Oc (Francia) ( 4 ) Vinos de Pays de Coteaux Charitois (Francia) ( 1 ) Vinos de Pays de l´Herault (Francia) ( 1 ) Vinos de Pays de Val de Loire (Francia) ( 1 ) Vinos de Western Cape (Sudáfrica) ( 1 ) Vinos I.G.T. Veneto (Italia) ( 1 ) Vinos P.G.I. Drama (Grecia) ( 1 ) Vinos Sin D.O. ( 14 ) Vinos V.T. Cádiz ( 3 ) Vinos V.T. Castellón ( 2 ) Vinos V.T. Castilla ( 15 ) Vinos V.T. Castilla y León ( 4 ) Vinos V.T. Extremadura ( 5 ) Vinos V.T. Norte de Granada ( 3 ) Vinos V.T. Ribera del Andarax ( 1 )

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...